Reseña: J.R. Liggett’s Old Fashioned Bar Shampoo

Durante mis tremendas… “investigaciones” de productos naturales en iHerb, me encontré con este shampoo de consistencia muy interesante. Se trata de J.R. Liggett’s Old Fashioned Bar Shampoo. Vi que tenía muy buenas reseñas en la página y decidí probar el set de viaje o de prueba.

Todo iba muy bien, hasta que a la triste barra le llegó la hora de enfrentarse a mi cabello súper grasoso. Ya se podrán imaginar que esta reseña va a ser negativa.

Pero primero describamos el producto. Este es un set de cuatro barras miniatura, dos de la fórmula original, uno con aceite de árbol de té y un último con aceite de jojoba. Sólo fotografié la barra de shampoo original porque las otras ya me las había terminado, oops. Las instrucciones te dicen que primero mojes tu pelo y después apliques el shampoo masajeándolo por todo el cuero cabelludo. Incluso menciona que no necesitarás utilizar acondicionador después de enjuagarlo. La fórmula se ve prometedora también, ya que no contiene sulfatos, parabenos, alcohol u otros ingredientes que pueden secar tu cabello o llenarlo de químicos innecesariamente.

Naturalmente, el que probé primero fue el de aceite de árbol de té, ya que ese se incluye generalmente en fórmulas para piel o cabello graso. Me lo apliqué y tuve una decepción inicial porque no sentí mi cabello tan limpio como cuando utilizo shampoos líquidos. Me consolé con el hecho de que sentí el cabello muy suavecito y muy obedientemente me salté el acondicionador.

Entonces, ¿sale bueno, no? Em… no para mí. Una vez que me sequé el cabello lo sentí como si tuviera mucho residuo o producto acumulado, lo cual supongo es debido a los aceites que contiene. Peinarlo fue aún más difícil, ya que el pelo se sentía algo tieso cuando le estaba pasando la plancha y me tardé muchísimo más planchándolo que de costumbre, además de que mi cabello no quedó tan lacio por muchas horas. Lo único que me gustó de este producto es que mi cabello tardó más tiempo en verse y sentirse sucio.

Pero como había visto tantas reseñas positivas, entonces pensé que era culpa del agua de país tercermundista con la que me baño. Muy esperanzada, me llevé la barra de la fórmula original cuando fui dos días a San Francisco, sólo para regresar muy decepcionada a mi Tijuanita linda con su agua mal tratadita. Obtuve los mismos resultados con agua primermundista y tercermundista, así que ya muy calmadamente le puedo echar la culpa al shampoo, tanto al de aceite de árbol de té y de jojoba con menta, como a la fórmula original. También cabe mencionar que cada barra de shampoo miniatura probablemente te dure unas cuatro lavadas de cabello, aproximadamente.

Veredicto: Si tienes cabello muy graso y necesitas peinarte con secadora o plancha, este producto no es para ti. Quizás te funcione si tienes el cabello normal y corto. Muy tristemente le doy un 6. Si piensas que a ti te puede funcionar, te dejo el enlace donde se consigue.

¿Me debería de rendir ya o seguir buscando shampoos en barra? Había visto los de Lush originalmente, pero no me gusta la idea de que contengan sulfatos porque mi cabello se vuelve más graso aún cuando los utilizo. Seguiré “investigando”, como buena blogger y/o mala ahorradora.


Nota: Esta publicación incluye enlaces afiliados a iHerb, aunque este producto lo compré con mi propio dinero. Si no deseas utilizar mis enlaces afiliados, puedes no darles click y accesar de manera manual a la página. Si gustas leer sobre mi política de reseñas y enlaces afiliados, puedes hacerlo aquí.

Compartir:
  • Muchisimas gracias! Ya hice mi listita de Lush para cuando vaya 😀 Un abrazo!